According to "" the latest policy prescriptions on education by the Inter-American Development Bank, poverty in Latin America and the Caribbean is caused by its residents' lack of "skills they need to thrive.” The report tells governments what policies “work” to “help people learn better and realize their potential throughout their lifetimes.” The solutions in "Learning Better" promote privatization and reforms that disempower parents, students, and teachers, deterring their collective voice about their school systems and ignoring the root causes of poverty in economic policies set by wealthy elites.
With this new report, the IDB continues its harmful policy mandates. We print a critical analysis by Gerardo Barboza, an educator in Costa Rica about what is wrong with the IDB’s assumptions and policies. He draws on a , published by the North American Congress on Latin America (NACLA).

We encourage our readers of Spanish to share this translated analysis.

BID planea la venta del sector público: ¿cura o enfermedad?”

“De acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo, el Banco intergubernamental
regional y el mayor prestamista multilateral para América Latina, América Latina es
pobre porque su gente se educa de manera inadecuada, está enferma y estancada. De
acuerdo con casi todos los demás, la mayoría de los latinoamericanos no tienen
educación, están enfermos y estancados porque son pobres…, pero el BID tiene los miles
de millones, por lo que lo que dice se hace. En su Informe de Progreso Económico y Social
2000, el Banco explica el fracaso de América Latina para el desarrollo en términos de
instituciones gubernamentales ineficientes... En 2001, el Informe de nuevo culpó a las
instituciones de América Latina por los males del hemisferio, la reducción a cero en el
cuidado de la salud pública, la educación y la infraestructura como los organismos
públicos responsables de la pobreza y el desempleo… En otras palabras, el problema lo
constituye los servicios sociales públicos, y la solución es simple: privatizarlos”.
“El Banco está realizando grandes préstamos para ayudar a los gobiernos para que
arrastren a los organismos supuestamente obsoletos e inútiles hacia siglo 21 con
eficiencia empresarial. Desde principios de 1990, cuando el BID empezó a apoyar y
ejecutar el paquete de políticas neoliberales punitivas llamado Consenso de Washington,
el Banco ha financiado la privatización de tratamiento de aguas residuales, aeropuertos,
carreteras, educación secundaria y los fondos de pensiones. El BID ha entregado las
telecomunicaciones, la seguridad social, los jardines infantiles, los hospitales y la
generación de electricidad al sector privado para el funcionamiento y la búsqueda de
ganancias. Los fondos de bienestar social y de vivienda se han arrendado, junto con las
escuelas de formación profesional y los programas de vacunación... Ser economista del
BID es aceptar un solo artículo de fe: lo privado es mejor que lo público”.
“El proceso de generación de crédito detrás de estos proyectos es uniforme, y varía poco
en todo el continente, si los banqueros están tratando con las economías del tamaño de
Brasil o Belice. Comienza con un caballo de Troya de la “asistencia técnica no
reembolsable” proporcionado por el BID al gobierno con potencial para el préstamo. Este
regalo se compone de un par de millones más o menos para los contratos, boletos aéreos
y dinero para gastos de consultores aprobados por el BID para el estudio de un sector y
recomendar medidas de reforma. Las recomendaciones resultantes son uniformes: la
participación del sector privado...”.
“Los consultores luego escriben la propuesta de préstamo, a menudo incluyendo espacios
presupuestarios lucrativos para su empleo en el futuro, además de fondos discrecionales
para los beneficiarios políticos designados en la oficina de la presidencia o al nivel
superior del ministerio correspondiente. Si los consultores son especialmente astutos y
detectan muestras de descontento sobre la externalización masiva y despidos, giran
hacia una “búsqueda de consenso” como parte del préstamo para proporcionar
financiación para los grupos focales y las campañas publicitarias que venden la
privatización”.
“Una población reacia pide prestado dinero para una campaña publicitaria para
convencerse a sí misma que quiere algo que no quiere, y luego tiene que devolver el
dinero, con intereses… No es de extrañarse que los consultores obtengan grandes
cantidades de dinero”.
“Los políticos llevan luego la propuesta al Directorio del BID para su aprobación, que se
compone de personas no muy distintas entre ellos mismos y sus viejos amigos de
universidad… No es raro que los documentos del préstamo sean escritos solamente en
inglés, sin traducción disponible al español”.
“Sin embargo, en algo el BID tiene razón: El sector público en América Latina necesita
una reforma; una reforma para limpiar los ladrones en los puestos superiores en lugar
de dejarlos allí para supervisar sus nuevos sistemas de regulación permisivos. Mientras
estamos en ello, también podemos reformar el BID; es una institución pública que gasta
demasiado si tenemos en cuenta lo que realmente ofrece. En su discurso, el Banco
fomenta la rendición de cuentas y la responsabilidad fiscal del sector público en las
Américas, pero en la práctica, es el único entre las instituciones gubernamentales que
está por encima de la ley”.
Lo que ha leído son extractos del artículo “IDB Plan To Sell The Public Sector: The Cure or
the Ill?, publicado por la Dra. Beatrice Edwards, directora de Government Accountability
Project - GAP (Proyecto de Responsabilidad Gubernamental), fundado en 1977 en
Washington, D.C. La Dra. Edwards posee una maestría en Estudios Latinoamericanos de la
Universidad de Texas y un Ph.D. en Sociología de American University.
El artículo “IDB Plan To Sell The Public Sector: The Cure or the Ill?” se encuentra
disponible –para su lectura completa- en el sitio web de “North American Congress on
Latin America (NACLA)”, “una organización independiente, sin fines de lucro fundada en
1966 que trabaja en pro de un mundo en el que las naciones y los pueblos de América
Latina y el Caribe estén libres de la opresión y la injusticia, y que puedan disfrutar de
una relación con Estados Unidos de América basada en el respeto mutuo, libre de la
subordinación económica y política”.
Quienes han tenido y tienen el país a cargo han desarrollado un proceso agnotológico
(producción deliberada de la ignorancia). Es el momento de leer y escuchar otras fuentes
de información acreditadas, antes de que culminen con el proceso de privatización de los
activos públicos por medio de la aprobación de ciertos proyectos de ley que se ventilan en
la Asamblea Legislativa…